jueves, 25 de agosto de 2016

.





Vivir, he vivido más de lo que hubiera pensado.
Viajar, he viajado más de lo que soñé alguna vez.
Soñar, he soñado despierto en un avión, pensando mi próximo vuelo.
Aprender, he aprendido cosas que me sirven solamente para conocerme más, a veces menos.
He llegado a un punto en el que, como ya dije, soy dos personas distintas tomando caminos totalmente opuestos. Un chico tan sereno, tan inerte, tranquilo, calmado ante el desvanecimiento de lo que son y pronto hubiesen sido sus sueños. Y otro, que simplemente vive y se va alejando poco a poco. Actualmente, soy más el primero.
Mi vida está en un punto muerto, tan muerto como algún pequeño pedazo de mí, que no logro saber cual es.
Mientras tanto me quedo disfrutando esta soledad del escritor, lo cual no soy.

domingo, 10 de enero de 2016

Perdida. @PerezAitana





Estaba perdida en medio de una adolescencia acabada, una juventud naciente, y un primer amor latente, que tras un tiempo besándole la frente no le hacía ningún caso.
Estaba perdida en una tormenta marina de sentimientos, donde no podía escuchar ni sus gritos interiores por el ruido de su esencia.
Estaba tan perdida que aun sabiendo que él no era todo, ella se veía en medio de la nada, con lágrimas tan fuertes que corroían sus mejillas ya sangrantes.
Y la situación no mejoraba, por falta de movimientos quizá, por estar tumbada en un puñado de hojas secas, que sumaban las mentiras de ambos y hacían amanecer el otoño. Descalza y sin heridas, como si sus pies hubieran estado pisando cristales demasiado tiempo, como si el ser humano hubiera evolucionado, otra vez, en pro de la resistencia, caminaba.
¿Hacia dónde? Ni ella lo sabía.
Olía a jazmines y sus manos a su pelo, por eso no pensaba que era cierto, que se escapaba.
Me pedía en un susurro que no se lo contara a él, que estaba bien, sólo desorientada, pero que encontraría su camino siguiendo la constelación que un día dibujó en su espalda.
No se daba cuenta de que su imaginación la traicionaba y que él, no estaba, y que si no la guiaba a centímetros, menos lo iba a hacer a kilómetros, pero ya sabemos que eso a las personas enamoradas no nos sirve.
“Intenta que vuelva, dile que no me he movido de casa” insistía mientras corría entre la vegetación de su mundo interior.

Y perdida como en un principio se quedó porque por más que lo intentaba no podía ser sin él.

jueves, 31 de diciembre de 2015

Feliz Navidad y Feliz 2016.



Only few hours to Christmas , I'm going home and watching the thousand lights, and people spending a lot of money and I think to myself... "That's not Christmas"
I sit in a doorway to watch the people going home, sometimes with a huge package. Some people have dogs or cats with a bow tie on their heads.
Suddenly a small dog without an owner, comes and sits beside me, watching the hamburger in my hands, I look at him and say... "And you, you were a Christmas gift?" He is still watching my hands, "Hmmmm I see! Well, follow me...". I start making  my way home. Then the small dog started to follow me.
I've arrived at home with the dog. He's pretty shy. My girl asked me "How was your visit to your mother? Is the dog your Christmas gift?", I smile "He's not a gift, he's part of the family"


Sólo un par de horas para Navidad, voy de camino a casa viendo las miles de luces y a gente gastar mucho dinero y pienso para mí mismo... "Eso no es Navidad".
Me siento en un portal a ver cómo la gente vuelve a casa, a veces con cajas enormes. Algunas personas llevan perros o gatos con un pequeño lacito en sus cabezas.
De repente se me acerca un perro callejero y se sienta a mi lado, mirando la hamburguesa que tenía en mis manos. Le miro y le digo, "¿Y tú, también fuiste un regalo de Navidad?", él todavía miraba hacia mis manos, "Hmmm, ya veo, ¡bien, sígueme!".
Comienzo mi camino a casa, el pequeño perro decidió seguirme. Al llegar a casa, él todavía seguía conmigo, es un poco tímido.
Al entrar a casa mi novia me recibe y me repunta, "¿Qué tal la visita a tu madre?, ¿es el perro tu regalo de Navidad?", le miro y sonrío, "Él no es un regalo, él es parte de la familia".


martes, 22 de septiembre de 2015

...

De todas las historias que esconden vuestras vidas, de todos esos errores que al final valen la pena, ¿con cuál os quedaríais?
Sin duda, habrá alguna que os ha venido a la mente de manera inmediata, la que es la mejor historia de vuestra vida, ¿verdad?. A mí también. Pero, ¿qué pasó con aquella historia?, ¿sigue siendo parte de vuestra vida? o como suele pasar, ¿acabó?
Mi caso, es la segunda opción, como casi de la mayoría de las pocas personas que pasarán a leer esto...
¿Queréis saber qué pasó con la mía?. Fallé, como de costumbre, pero en esta ocasión, fallé de manera intencionada. Fallé cuando sabía que lo mejor para mí era hacer las cosas bien. pero fallé sabiendo que esa historia me quedaba grande, sabiendo que yo no era el final adecuado para esa historia.
Para acabar y ser un cabrón tocando vuestros recuerdos, ¿qué pasó con vuestra historia?.
La historia de mi vida está escrita a mano al final de mi libro favorito, esperando a que una historia mejor sea escrita.

jueves, 16 de julio de 2015

A vivir.




Bastantes cosas que hago son censurables, muchos de mis actos son incluso denunciables, de hecho, más de una persona lo ha intentado, y joder, eso hace que quiera más.
De excesos va la vida y teniendo en cuenta que no vivimos nada, vivo mis siente vidas en una.
Sin pudor, sin vergüenza y sin control, un estereotipo de vida que hará que dures muy poco en éste mundo, pero ese poco tiempo lo vas a disfrutar.
Puede que vaya cuesta abajo, sin frenos y haya perdido el casco a medio camino, pero es la hostia de mi vida y me la quiero dar a lo grande.
Beber, comer, fumar, follar, de algo se ha de morir, ¿verdad?


Just Push Play

Detrás de mis ojos.




Es curioso ver como la gente te conoce y te desconoce, cree saberlo todo y al mismo tiempo se dan cuenta de que no saben nada.
Probablemente esa sea mi caso, la gente sabe mucho de mí, pero todo lo que saben es lo que ven, lo que quiero mostrar.
En alguna parte de mí, hay un ser un tanto más complejo, tachando totalmente esa parte extrovertida de cara a la galería.
Esa pequeña parte, soy yo. Jodidamente encerrado en mí mismo, más introvertido que cualquiera, queriendo guardar lo que es realmente mío, para mi.
Raro, tan extrovertido e introvertido al mismo tiempo, una perfecta armonía de dos polos opuestos.
¿Cómo soy? Soy sencillo y a la vez, la hostia de complejo, algo que hace que me pregunte a mí mismo cómo soy durante años, llegando a una única respuesta; "Idiota", queriéndome guardar una explicación que ni tengo.
¿Cómo soy? No lo sé, tampoco es que me importe, con que sea feliz.

La puta y yo.



La suerte es esa puta que está en una esquina y que me sonríe al pasar por su lado.
Puede que sea esa stripper que espera que le ponga un billete para que siga con su baile.
Mi suerte es esa cabrona que me empuja para que me tire de cabeza hacia todo, con la esperanza de que estará cuando aterrice y me dé la hostia de mi vida.
Suerte es mi hada verde que vive al final de cada botella de Absenta.
La suerte también es verla bailar con una mano sujetando su vestido y con la otra una cerveza.
Claramente suerte es estamparla contra la pared mientras la sujeto con las manos.
No saber qué coño hago con mi vida y coger el primer avión lejos y que salga bien, eso, eso es pasarse con la suerte.
En definitiva, la suerte es esa con la que tengo un contrato de por vida.