martes, 22 de septiembre de 2015

...

De todas las historias que esconden vuestras vidas, de todos esos errores que al final valen la pena, ¿con cuál os quedaríais?
Sin duda, habrá alguna que os ha venido a la mente de manera inmediata, la que es la mejor historia de vuestra vida, ¿verdad?. A mí también. Pero, ¿qué pasó con aquella historia?, ¿sigue siendo parte de vuestra vida? o como suele pasar, ¿acabó?
Mi caso, es la segunda opción, como casi de la mayoría de las pocas personas que pasarán a leer esto...
¿Queréis saber qué pasó con la mía?. Fallé, como de costumbre, pero en esta ocasión, fallé de manera intencionada. Fallé cuando sabía que lo mejor para mí era hacer las cosas bien. pero fallé sabiendo que esa historia me quedaba grande, sabiendo que yo no era el final adecuado para esa historia.
Para acabar y ser un cabrón tocando vuestros recuerdos, ¿qué pasó con vuestra historia?.
La historia de mi vida está escrita a mano al final de mi libro favorito, esperando a que una historia mejor sea escrita.

1 comentario:

  1. Los fallos están para aprender de ellos. La vida no seria habitable sin fallos, ya sean a posta o no.

    Muy bueno el texto. ya de paso te hago un poquito de Spam de mi blog, por si te quieres pasar y echar el ratillo.

    http://expresoexpres.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar